InstructorESME
TipoCurso Online
DíaNov 8, 2016
Matriculados264
Certificado70% Aprobado
(12 Calificaciones)
PrecioGratis
Iniciar ahoraReservar Ahora

SOLICITA INFORMACIÓN

Síguenos en Instagram

Síguenos en nuestras redes sociales

Historia de la Moda Contemporánea

En este módulo se estudia la Historia de la Moda Contemporánea rastreando a los diseñadores más destacados, y los valores en los que se apoyan para desarrollar sus diseños. Comenzamos con el siglo XIX, recorremos el siglo XX y perfilamos el comienzo del XXI.

En el siglo XIX es cuando la moda, en el sentido moderno del término, aparece en toda su plenitud. Se asienta en dos pilares fundamentales: La Alta Costura y la Confección. En esta época descansa su estructura fundamental de la moda contemporánea.

La contribución de Worth a la evolución de la moda fue clara, pues la apertura del primer taller de costura en 1858 se convirtió en una celebridad, firmaba sus prendas como si fueran obras de arte.

Paul Poiret salió triunfante del difícil reto de ganar la batalla al corsé y crear prendas mucho más desestructuradas y cómodas. Fue, además, el primer modisto en lanzar su propio perfume y descubrió la magia de oriente.

Este Siglo de Oro de la Moda tuvo, en pleno siglo XX, sus momentos estelares y creadores que rompieron esquemas, que aportaron valores inéditos e hicieron avanzar la moda por los difíciles caminos de la creatividad.

A los modistos Poiret y Chanel se les ha atribuido hacer librado a la mujer de encorsetamientos y rigideces, pero en realidad el primero de esta revolución fue Fortuny con su incomparable túnica Delfos de seda plisada, inspirada en los chifones de la Antigua Grecia que caía hasta los pies sin costuras ni recogidos.

El siglo de Oro de la Moda encontró uno de sus mejores hitos en el talento de una mujer extraordinaria: Coco Chanel. Cambió radicalmente la imagen de la mujer. Está considerada la diseñadora más genial de todos los tiempos. Chanel liberó a la mujer de un corsé mental capaz de dar un nuevo giro a la moda.

Entre los años 20 y 30 multiplicó su amistad con artistas como Picasso, Dalí, Jean Cocteau y con políticos como Churchill. Su “aventura americana” se inició en el año 31. El productor cinematográfico Samuel Goldwing la contrató para vestir a las estrellas de Hollywood. El Gremio Internacional de la Joyería le pidió que diseñara joyas.

Quien revolucionó la estética femenina a finales de la década de los cuarenta fue el diseñador Christian Dior quien, con el boom de su “New Look!, resucita la tradición del gran lujo de la moda francesa. Le dio un nuevo toque de romanticismo y feminidad. Una cualidad que resulta definitiva definitiva para los diseñadores: La intuición para saber descubrir los signos de los tiempos, las necesidades y aspiraciones de la nueva generación. Las mujeres salían de una época de horrores y privaciones con una estética basada en la rigidez de los colores neutros y de los uniformes militares y él supo darles precisamente todo lo contrario.

Introdujo también una forma nueva de presentar las colecciones. Infundió a sus pases una gran teatralidad. A sus colecciones-espectáculo acudían las celebridades del momento: La Duquesa de Windsor, Soraya, Gracia de Mónaco, Lauren Bacall…

Balenciaga fue considerado casi por unanimidad el mejor modisto de todos los tiempos. Para Balenciaga la moda era ante todo arte. “Un modisto -decía- tiene que ser arquitecto para los planos, escultor para las formas, pintor para el color, músico en la armonía y filósofo para crear estilo”.

Asiduo a los museos en busca de inspiración, sus apasionadas visitas al Museo del Prado de Madrid se reflejan constantemente en sus modelos. Sus primeras creaciones habían sido unos trajes de novia inspirados en Zurbarán.

En 1995 se encontró al hombre que podría diseñar un “prêt à porter” digno del nombre del gran modisto. Es el francés Nicolás Ghesquiere. En julio de 2001 el grupo Gucci compró la firma Balenciaga. Independientemente Balenciaga figurará siempre en el mundo de la moda como el modisto más genial.

La Alta Costura cambia de siglo y repercute en su organización y en su status social. El número de clientes se ha ido reduciendo.

Cuando la Edad de Oro de la Moda acaba, empieza el gran auge de una revolución democrática de la apariencia, que pone en primer plano el “prêt à porter”. El desarrollo de la industria de la confección, fabricación seriada de prendas de vestir, centrada especialmente en prendas de uniformes de trabajo, se va convirtiendo en una industria que da lugar a la creación y a la fantasía. La industria y la moda se fusionan para llevar a las grandes masas las últimas novedades y un mayor deseo de estilo y de estética.

A finales de los noventa la evolución de la moda industrial entra en la era de la “marcamania”, pero a principios de este siglo las marcas tienden a bajar en todo Europa porque el consumidor se ha vuelto “inteligente” y se ha dado cuenta de que dan una falsa confianza. Está claro que la innovación no está sólo en el diseño sino también en la acción empresarial, en el poder innovador dentro de los sistemas de mercado.

Section 1El siglo de oro de la moda y sus grandes hitos. 1858-1968
Lecture 1Charles Frederick Worth
Lecture 2Paul Poiret
Lecture 3La estética de Mariano Fortuny
Lecture 4Chanel y la nueva mujer
Lecture 5El new look de Christian Dior
Lecture 6Balenciaga: la moda como arte
Section 2Un nuevo siglo para la Alta Costura
Lecture 7Yves Saint Laurent
Lecture 8Valentino Garibaldi
Section 3El reto del Prêt à porter
Lecture 9Nombres propios del prêt à porter
Lecture 10La era "marcamania"
Lecture 11Empresas españolas
Section 4España en la moda contemporánea
Lecture 12Pedro Rodríguez
Lecture 13Manuel Pertegaz
Lecture 14Elio Berhanyer
Lecture 15Grandes creadores de los 70
Lecture 16Nuevos creadores de los 80
Iniciar examen
Final Quiz